Friki.net Home Page
 
Registrarse
| | | | | | |
 
Home   Friki.net

 
 
10-feb-2010, 03:29
Avatar de KatanaBoy
Friki
Pertenece al Staff de Friki.net
 
Se registró el: junio-2009
Localización: Mi silla

Historia de un Rey prematuro, parte 3

El capitulo 3 esta ante ustedes
Espero les guste


Historia de un Rey prematuro.
Capitulo 3:
Sombria realidad.

Mas y mas gente de a poco venia a este nuevo territorio nuestro, liberado del mal y de la oscuridad de Akron. Poco a poco la ciudad se fue renovando, refortaleciendo, reconstruyendo y reformando. Los lugartenientes parecian estar muy contentos con nuestra llegada y nos ofrecian muchas cosas como agradecimiento. Aun asi algo me inquietaba lo bastante como para no dejarme dormir por las noches. Algo no estaba bien. Era muy raro todo esto que nos sucedia.
El ex gobernador de Amergo me explico que los tuneles que conectaban ambas ciudades eran un metodo de escape de muchas familias a lo largo de varias decadas para evitar el maltrato de Akron a su gente, ya que el los formaba como guerreros cuando eran comerciantes de sangre. Me aseguraron de que esta ciudad era invisible para el señor oscuro y que construyeron todo con la misma estructura que las demas ciudades en caso de que sean descubiertos. Tenian la excusa perfecta para todo, siempre tenian algo para retrucar, algo que decir en todo momento. Eso era algo bueno y algo malo a la vez. Me daban confianza e inseguridad a la vez, algo raro, pero posible.
La mañana siguiente a la charla con el ex gobernador me reuni con mis generales y tenientes, queria investigar zonas de posibles ataques a territorio enemigo y a la vez crear mas refuerzo en los puntos defensivos. Anteriormente a la reunion mande varios mensajeros a las ciudades mas importantes de neusto reino para que refuercen las murallas y puertas, construyan mas torretas y coloquen mas Lazarus*. Durante la reunion, mis generales aconsejaron que descansemos por un tiempo y que nos concentremos en reunir mas fuerzas y en reforzar lugares debiles. Me negue en un principio a la proposicion y ordene que busquen alguna ciudad en la cercania que sea posible conquistar. Necesitaba tener mas victorias, necesitaba mas popularidad, necesitaba demostrarle a Akron que no lo puede todo, que habia alguien en contra de el, que al menos una persona se decidio en ponerle un freno a su avance. Esa persona era yo. Me obsecione con el objetivo y dia a dia me consumia un poco mas. Aunque demostrara que queria derrocarlo a toda costa, por dentro queria que pase ese tiempo, sabia que con lo que logramos, mas y mas gente se animaria a pelear en esta causa y no solo unos pocos miles que poseo en mi mando. Sabia que si me daba ese tiempo, otros generales como yo se unirian a mis lineas de ataque, obedecerian mis ordenes.
Accedi al fin tras unos minutos de pensamiento intensivo y desheche toda orden de ataque posible para los proximos meses. trate temas economicos y sociales en lo restante de la reunion, y cuando dio fin me retire a mi cuarto, necesitaba descanzar un poco, demaciados pensamientos corrieron por mi mente en tan pocas horas. Al lado de mi cama habia un par de tomates, alguna que otra fruta y un poco de carne. Tome uno de los tomates, lo mire unos segundos pensando en si lo comia o no, y me tire en la cama, dejando suelto todo mi cuerpo en esa comoda cama en la que me dormi al instante, pensando en los temas de la reunion y en la proxima ciudad que me veria llegar.
Algo no estaba bien, y esta vez tenia la certeza de que era cierto. Por algun motivo no podia mover ni mis manos ni mis pies, la boca la sentia seca y me dolia la cabeza. Intente abrir los ojos pero al parecer, algo me lo impedia. Me habian vendado. Una trampa, seguro era eso. Una mano robusta me tomo por el cuello y me quito mis vendas de los ojos. Al principio no logre divisar nada por el reflejo de la luz que me pegaba de lleno en la cara, pero cuando por fin pude ver algo, no pude ver una sola cosa o dos, sino millares. Millares de lanzas, de cabezas, de armaduras, antorchas, arcos, flechas, bestias y pajaros me rodeaban. Detras de mi escuche una voz la cual hizo que se me erizaran los pelos de la nuca, una voz gruesa y aspera. Akron estaba detras de mi, estaba atado a una columna de madera en un escenario y todo su ejercito me miraba. Se rio fuer, tan fuerte que creo que hasta las mismas nubes lo pudieron oir. Los segundos en que estuve ahi se volvian horas y dias, era imposible decir cuanto tiempo paso, para mi fueron años atados a ese poste. Entonces se callo, me miro fijo a los ojos, sonrio y se volvio a su ejercito para decir cosas que no lograba entender. Me aturdia con su voz y por lo grabe no lograba entender mucho. Poco entendi, pero creo que fue lo necesario como para entrar en panico.
Esos malditos bastardos de Amergo me habian tendido una trampa y mi pueblo, mi gente, mi ejercito y yo mismo, lo estaba pagando con mi vida. Akron agradecio a su gobernador por emboscarnos de noche y entonces vino lo peor. Desenfundo su espada, una espada forjada especialmente por el, mango de cuero y madera con incrustaciones de rubi y metales, y para la hoja de su espada, un filo que podria cortar el aire y el agua juntos si lo quisiera, de un color rojizo era esa hoja.
Pude verla con claridad como la blandia jugando con ella, como niño con juguete nuevo, incluso al clavarla en el piso de madera donde estabamos ropio un par de tablas. Hizo gestos burlandose de mi y luego todo se sumio en un intenso silencio. Los segundos se transformaron en años repentinamente. Se volteo con un giro en sus pies, me miro serio, y con una leve mueca en su labio forzando una sonrisa, avnazo rapidamente con el brazo extendido y un grito desgarrador y clavo su espada en mi estomago. Grite lo mas fuerte que pude.
Rapidamente todo se volvio oscuro y todo desaparecio. Mis manos y pies se desataron como por arte de magia y mi impulso hizo que avanzara tambien yo con el brazo extendido... Senti una gota de sudor helado recorriendo mi frente, y una por mi mejilla derecha. Solo escuchaba el sonido de una respiracion bastante agitada y un dolor abrumante en mi mano derecha.
Abri los ojos, y lo que vi, me calmo completamente. Mi general me miraba atonito, sus ojos casi se salen de sus cuencas, y mi cuarto seguia en el lugar en el que estaban. Todo fue una pesadilla, o por lo menos de eso queria creerme yo. Le pedi disculpas a mi hombre y me sente en la cama, sonandome los huesos del cuello y de las manos.
Kortas* y yo eramos las unicas personas en el cuarto, el era el hombre con el que mas confianza tenia. Le ordene separar unos cuantos hombres y tenerlos listos para cuando el Sol de su primer rayo, y que a su vez, despierte a cinco mil de sus mejores hombres, sin que nadie se entere. Tenia en mente una prueba.
A la mañana siguiente, a la hora en cuando el Sol dio su primer rayo, con mi caballo sali de la ciudad y mi ejercito me esperaba alli, quieto, un tanto dudoso de la decicion que tome, pueso que nadie se esperaba un despliegue de tropas. Catapultas, arqueros a caballo, caballeros, todos tiesos mirandome y Kortas junto a ellos. Mis Lothoriels, por el contrario, aguardaban en los tuneles impaciente a la orden que les de. Un mensajero fue enviado a la ciudad mas cercana para tener listos a unos cuantos hombres para que acompañen a mis Lothoriels en los tuneles.
Me aleje de Amergo hasta perderla de vista, en una laguna cercana, reuni a mis tropas y les comente el porque de lo sucedido. Rapidamente se llenaron de adrenalina e impaciencia por volver. Almorzamos ahi mismo y prepare a mis tropas. Esta vez si necesitaba palabras para alentarlos. Hice lo mejor que pude, pero sabia que realmente mis palabras solo aumentaban un deseo de lucha intensa, y no de victoria. Cabalgamos de nuevo a la ciudad a media marcha, rogando que mi pensamiento se vuelva realidad.
Poco restaba y las puertas cerradas estaban. Cada vez mas cerca, y mi odio aumentaba mas, tal vez con motivo, tal vez no, pero crecia a cada galope que daban nuestros caballos...
Llegamos... Y las puertas cerradas estaban.



Si te gusta leer y escribir cosas copadas, este es TU grupo




Te gustó este aporte? Si | No
 
Kazius
11-feb-2010, 00:43
Cada vez se pone mejor. Me encanta esta historia.
+5
 
Zelucas
11-feb-2010, 16:56
Enserio te leíste todo ese texto en gris???
 
KatanaBoy
12-feb-2010, 10:53
Citar:
Zelucas
Ayer, 15:56
Enserio te leíste todo ese texto en gris???
Si no te gusta leer, no lo leas, nadie te pide que lo hagas, es algo que escribi yo.
Me alegro que te haya gus
tado Kazius.
Discusión cerrada

Tags
arqueros, caballeros, era medieval, guerra, historia, rey
Herramientas


Posteos similares
Historia de un Rey prematuro por KatanaBoy
Historia de un Rey prematuro, parte dos. por KatanaBoy
Historia de las PC Parte III por wemilord
Historia de las PC - Parte II por wemilord
Historia de las PC Parte I por wemilord




Powered by vBulletin
Copyright © 2000-2009 Jelsoft Enterprises Limited

Search Engine Optimization by vBSEO 3.2.0