Friki.net Home Page
 
Registrarse
| | | | | | |
 
Home   Friki.net

 
 
18-dic-2019, 12:08
Avatar de zantho
Super Moderator
 
Se registró el: noviembre-2009
Localización: Quilmes

Magic Kids

Nostalgia
Magic Kids, la historia del canal infantil que marcó a una generación y no pudo sobrevivir a la crisis de 2001




Se impuso con éxitos como “A jugar con Hugo”, “Nivel X” y “Dragon Ball”. Cómo los fanáticos lo mantienen vigente en las redes y en eventos.


Un grupo de adolescentes rodea una camioneta blanca. Gritan, insultan y sacuden el vehículo. Su efervescencia hizo colapsar la esquina porteña de Nazca y Rivadavia y nadie en la zona entiende exactamente qué está pasando.

Habían llegado hacía horas al Sacoa de Flores para jugar un torneo del videojuego de carreras "Daytona", organizado por el programa televisivo "Nivel X", pero la convocatoria superó ampliamente lo esperado y todo se desbordó. Asustados, Natalia Dim y Lionel Campoy, los conductores del ciclo, tuvieron que correr y refugiarse en aquella combi que, al instante, quedó en medio de un grupo de 200 chicos desenfrenados. Un megáfono, una promesa de organizar todo mejor para la próxima y un patrullero calmaron la locura. Pero esa mañana agitada de 1998, todos los que formaban parte del canal infantil Magic Kids tuvieron la certeza de que se había creado algo mucho más grande de lo imaginado.

"Desde que llegamos fue un infierno. Nunca imaginamos que iba a venir tanta gente y quedaron muchísimos chicos afuera. Estabamos rodeados y empezaron a protestar, pidiendo jugar todos. ¡Volaban cosas! Entonces primero nos fuimos con Lionel a esperar en un bar que estaba a unas cuadras y cuando los ánimos se habían calmado regresamos. Pero otra vez se volvió a armar lío y ahí nos metimos en la camioneta. Había gente adentro del local, en toda la vereda, la calle, toda la manzana estaba repleta. Fue algo multitudinario. No me olvido más cómo se movía la camioneta. Fue muy desesperante", le cuenta Natalia a Clarín al recordar esa jornada alocada.



"Eran 500 pibes, cinco máquinas y nosotros éramos cuatro", agrega Lionel, que fue el encargado de calmar a las fieras al pedir paz con el megáfono. "Ese día tuvimos nuestro primer contacto con el público. Fue un shock y recién ahí tomamos noción de lo que generábamos en los chicos. Es que en ese momento no se medía el 'minuto a minuto' y en cable tampoco se le prestaba atención al rating", completa el conductor.

Desde entonces, aquel programa de videojuegos y tecnología se convirtió en uno de los pilares del Magic, que había empezado en 1994 y para fines de aquella década ya era el canal que veían todos los chicos del país. Su historia fue tan contundente que, a 13 años de su intempestivo final, su legado sigue vigente en la nostalgia de miles de treintañeros (y algunos veinteañeros), que todavía lo recuerdan con imborrable cariño en las redes sociales.




Magic Kids, los elencos de "Zona Virtual", "El club del Animé", "A jugar con Hugo" y "Nivel X".


El secreto de su éxito estuvo en su perfecto balance entre programas de producción nacional como "A jugar con Hugo", el mencionado "Nivel X", "Zona Virtual" o "Kito Pizzas". Y además, en este canal se estableció algo que hoy parece imposible de separar de la cultura adolescente: el manga y el animé de Japón. "Dragon Ball", "Los caballeros del zodiaco", "Los supercampeones", "Sailor moon", "Pokemon" fueron los grandes tanques que atraparon a la audiencia.


Sin embargo, antes del éxito hubo un arranque plagado de incertidumbre. Magic era apenas el sueño de un puñado de personas, que buscaron armar un nuevo canal para niños tras el cierre de The Big Channel. La empresa Pramer junto a la productora Promofilm (que se ocupaba del contenido de entretenimiento de todo Canal 13 con ciclos como "Causa Común" o "Sorpresa y Media") le dieron forma a la señal desde el lado administrativo, pero a la hora de armar la programación todo era dudas.







¿La salida? Horacio Levin, quien estaba a cargo del canal, y su gerente artístico Damián Kirzner convocaron a Jorge Contreras, un confiable productor con trayectoria en televisión de aire y distintos ciclos periodísticos. Él tuvo la responsabilidad de darle forma a Magic.
"Lo primero que hicimos fue ponernos a pegar dibujos animados. Pusimos uno atrás de otro para generar una transmisión 24 horas del canal", rememora Contreras. "En unos días estábamos en marcha, pero todavía faltaba todo lo otro. Había que armar el canal". Y entonces vinieron las dudas: "Cómo encaramos una señal para chicos con todo lo que eso significa. Yo estaba muy verde, venía de hacer documentales y programas periodísticos. Era todo un desafío".


?Cómo lo encaraste?

Primero hice focus group para ver qué veían los chicos. Pensá que no había rating de cable en ese momento. Era difícil saber qué funcionaba y qué no y saber hacia dónde ir. Todos decían que Cablín (otro canal infantil de la época) era muy visto y apunté a eso, pero me di cuenta que la cosa no era tan así. Los que decían que se veía Cablín eran los padres, pero los chicos miraban otra cosa. No había relación entre lo que se pensaba en el mundo adulto contra lo que veían los chicos. Entonces frené todo lo que estaba armando y decidí rumbear para otro lado. Hasta propuse mi renuncia, porque no tenía idea de qué hacer y no le encontré sentido a limitarme a pegar dibujitos. Me dijeron que siguiera y entonces apunté el foco a mis hijos de 12 y 9 años. Ellos fueron mi gran secreto.
"A jugar con Hugo", el primer éxito




"A jugar con Hugo", un clásico de los 90.


"Antes de que estuviera en Magic yo lo había visto en España. No entendía porqué no podía parar de mirarlo", explica Contreras. A poco de haber salido al aire con el nuevo canal infantil llegó la oferta de este ciclo que combinaba un video juego con la participación de los chicos en vivo vía telefónica.
"Así llegó la primera producción, el primer caballito de batalla. De la mano de 'A Jugar con Hugo' empecé a generar el nuevo contenido para el canal. Los programas de producción propia siempre tienen un diferencial en el público con respecto a las latas que vienen de afuera".








Para guiar el programa y a los participantes, los productores apelaron a una conductora que había participado en anteriores producciones infantiles: Gaby Roife.
"Desde la primera emisión fue un furor de llamados. Los chicos se desesperaban por salir al aire. Salía todos los días a las 19, era en vivo y no era sencillo. Pero enseguida tuvimos una devolución increíble porque era muy novedoso. Al principio era una escenografía sencilla yo no podía moverme para no irme de foco. Después empezó a salir dos veces por día y la apuesta fue mayor", cuenta la rubia que enamoró a miles de chicos. "Era todo muy diferente para lo que se veía en la época, era una cosa muy descontracturada, se parecía más a lo que se ve hoy que a lo de esos tiempos".








En los recreos se repetían las frases del programa y el rostro del personaje inundó los kioscos, llegando incluso a venderse los juegos en las casas de tecnología. Con el éxito y los premios (ganó un Martín Fierro en 2002), también llegaron las dudas de los televidentes ¿era real o una estafa? "Siempre estuvo el mito de que al juego lo movían los productores y que era todo falso, pero realmente eran los chicos los que jugaban", afirma la conductora que después de haber sido el rostro de uno de los mayores éxitos se alejó de las cámaras y se dedicó a la familia.




Gaby Roife, la conductora de "A jugar con Hugo".


Sin embargo, el tiempo no borró los recuerdos y hoy se ha convertido en una de las figuras de los eventos de gamers donde hay un espacio para el recuerdo de Magic Kids: "La gente se acuerda mucho porque estuvo casi 10 años y fue una revolución para mucha gente de distintas edades. La primera vez que me invitaron a uno de esos eventos fui sin expectativas y cuando llegué había una fila enorme de fanáticos que querían que le firmara remeras, gorras. Hoy tengo toda esa devolución y es como volver en el tiempo, es algo mágico".


"Nivel X", locura tecno



Lionel Campoy y Natalia Dim, conductores de "Nivel X".


"'Nivel X', 'A Jugar con Hugo', fueron programas de vanguardia", enfatiza Damián Kirzner, productor artístico de Magic hasta 1998. "Teníamos interés en la innovación y se logró una selección de programas que funcionaron muy bien. Había una gran relación con la audiencia", añade para explicar el logro del canal que pudo imponerse en la competencia ante los gigantes de Estados Unidos. "Nivel X" fue otro de los bastiones que instalaron al canal en aquel lugar de privilegio. Pero nuevamente la clave estuvo en el ojo de Contreras para convertir los gustos de sus hijos en programas de televisión.








"Todo arrancó por lo que jugaba con mis chicos. Desde la Nintendo 64 hasta ir a los fichines. Es más, todos los audios de la artística del programa eran de los juegos que ellos tenían", detalla el creador del ciclo. "Encontré la manera de hacer un video grabando la pantalla de la compu, por más que no era de buena calidad. Fuimos a buscar auspiciantes y logramos conseguir el apoyo. Teníamos un presupuesto magro, fue todo muy a pulmón. Aprovechamos todo lo que teníamos a mano para ahorrar costos. Ver juegos en la tele era impensado para la época. Y hoy se sigue haciendo: un chico ve tutoriales de cómo ganar a su juego en Youtube".


Las caras de este programa, que hace unos meses regresó en YouTube de la mano de Movistar, fueron y son Natalia Dim y Lionel Campoy. Ella no sabía nada de tecnología y no sabía jugar videojuegos. Él había ganado gran repercusión con su personaje Boby Goma de la mano de Marcelo Tinelli y había paseado por distintos canales con personajes en novelas de todo tipo.







"Era todo muy cuadradito. No fui con expectativas al casting. Yo no entendía nada, ni me interesaba tanto el contenido. Me gustaba el programa pero no tanto el contenido, hasta que me fui volviendo especialista. Con el correr de los años se incorporó a mi vida y todavía hoy seguimos siendo amigos entre los del equipo y seguimos sintiendo el cariño de la gente en la calle", explica Natalia.

"En septiembre del 97 se largó el programa pero no teníamos idea de lo que pasaba con la gente hasta aquel torneo de Daytona que se descontroló. Ahí empezó el feedback y la devoción por el programa. Ojo, también tuve que lidiar con las críticas porque yo no sabía nada", describe Dim.






"Para mi carrera fue tan importante como "Ritmo de la noche" o "Video match", señala Lionel. "Creo que ese éxito tiene que ver con el momento que pasaba el país. Todavía no había una compu en cada casa y ver una pantalla en la tele era algo raro. Todo lo que pasó con 'Nivel X' tiene mística y hoy sigue vigente. Nos invitan mucho a eventos de tecnología y es como encontrarse con un amigo que hace mucho que no ves. Gente que hoy tiene familia y se siguen acordando. Era la merienda viéndonos a nosotros. Eso me gusta mucho. Yo hice muchas cosas pero 'Nivel X' tiene una magia distinta".





"Dragon Ball" y el arribo del animé a Argentina

Tal vez el gran distintivo de Magic Kids para ganarse el afecto de la audiencia fue su capacidad para mostrar otro tipo de productos. Cartoon Network, Nickelodeon y las grandes potencias del entretenimiento infantil dominaban la escena con ciclos de Estados Unidos. La alternativa estuvo en oriente: un dibujito japonés que en muchos países había causado revuelo y un gran interés ¿su nombre? "Dragon Ball".








"Yo me acordaba que ese programa ya había salido en Argentina, pero había tenido una mala experiencia en Canal 7. Lo habían censurado por ser contenido no apropiado. Yo sabía que andaba bien, pero que lo habían levantado y no se podía mostrar. Entonces quedamos en que yo iba a ver todos los capítulos y analizar si podía ser emitido en Magic", rememora Contreras.









El problema de "Dragon Ball" era el coqueteo con el erotismo y el exceso de drama y violencia en algunas escenas. Contreras vio la primera temporada y se alarmó: "En el capitulo 13, uno de los personajes (El maestro Roshi) le pide un bombacha a una de las protagonistas (Bulma) como premio por haber logrado conseguir las esferas del dragón. Lo tuve que editar para evitar problemas con el COMFER y desde entonces decidí que iba a ver cada episodio. Me vi los 500 capítulos para evitar problemas y muchos me odiaron porque cortaba escenas".



¿Hubo mucha recorte?

Corté más de uno, Leandro Oberto (director de la revista Lazer y referente de los amantes del manga y animé en Argentina) me odiaba en ese momento, después nos hicimos amigos. Yo entendía lo que decía, no me gustaba ser censor. Pero acá había muchos chicos que miraban la tele y los padres se quedaban tranquilos, entonces había que cuidar mucho el material. Los críticos me mataban".


El buen rendimiento de "Dragon Ball" trajo más dibujos de Japón ("Los pibes se mataban por verlos", recuerda Contreras) y así llegaron los "Caballeros del zodiaco", "Sailor Moon", "Ranma un medio" y un programa que se dedicaba a presentar las nuevas producciones y traer todas las novedades vinculadas a la animación nipona: "El club del animé". "Hubo un antes y un después del manga y el animé en argentina y fue por Magic kids", afirma Contreras. El primer conductor de aquel ciclo fue el mismo Oberto y luego fue el turno de Mariela Carril.




Mariela Carril, conductora de "El club del animé".


"Además de conducir yo era productora porque la única que sabía del tema era yo, así que me tuve que poner al día con muchas cuestiones, en un momento en el que Internet no era lo que es hoy", relata a Clarín la especialista, que se sumó al ciclo en 1999. "Me ayudaba al principio un amigo, pero después quedé sola. Yo hacía los informes y el material audiovisual lo ponía Camelot, una popular tienda de comics que quedaba sobre Corrientes, esquina Uruguay y cuyo dueño, Gerardo, era un conocido personaje del mundillo cómic".









?Cómo viviste esos primeros años en el canal?

?Se pensaba que iba a funcionar tan bien?

El programa cambió mucho con los años. Al comienzo el espacio que teníamos era poco y no había presupuesto. Durante muchos meses no me pasaban los mails que llegaban para que no me angustiara. La despedida de Oberto no había sido en buenos términos, él era popular y de golpe caí yo, una chica en un mundo de chicos, que parecía no entender nada. Y probablemente no supiera lo que sabía Oberto pero a mí el manga y el animé me encantaban: compraba fanzines, me grababa series en VHS, y hasta estudiaba japonés desde el 97, no era menos fan que ninguno. Después, esos mensajes se convirtieron en mensajes de aliento y un año después ya teníamos un público que aceptaba el programa nuevo.






El programa era una excusa para emitir animé, pero luego hubo espacio para navegar en aquel mundillo que despierta pasiones: "Había invitados, artistas de todo tipo, hasta vino el actor de doblaje yanqui que hizo a Rick Hunter en Robotech. Viajamos para cubrir ferias, hicimos desfiles de cosplayers… Se volvió un programa representativo de una movida que estaba creciendo rapidísimo en Argentina y el mundo".

¿Te reconocían por la calle, Mariela? ¿Cómo era la respuesta del público?
Sí, era divertido a veces. Me imagino que hay gente con fotos mías y autógrafos. De hecho, en julio pasado un chico me mandó por una red social un autógrafo mío de julio de 1999. Yo no sé si era consciente de que estábamos marcando un poco la época, un momento, la vida o cierto momento de la infancia de muchos chicos y chicas. Me di cuenta después cuando empezaron a decírmelo en la calle. Gente grande me saluda, viene a darme un abrazo, incluso ahora me sigue pasando.


¿Por qué desapareció Magic Kids?




Magic Kids, el logo del canal.


"Panregional", es la palabra clave que lo explica todo. Una ambición, una apuesta demasiado riesgosa, un "all in" como en el casino y un contexto económico que mutó abruptamente entre 2001 y 2002.
El éxito del canal en Argentina y algunos países limítrofes en los que también se emitía, llevó a soñar con la extensión hacia toda Latinamérica. Pero ese salto terminó costando demasiado caro. Los precios de los derechos de los productos se multiplicaron, al tiempo que el peso cada vez valía menos. Magic ya no podía costear los programas que lo habían llevado a ser un canal líder y la calidad empezó a bajar, junto con la audiencia.
"La pasamos mal. De ese arranque en que eramos dos personas, habíamos pasado a ser más de 40. Había muchas producciones y nos habíamos adaptado a los nuevos tiempos con ciclos como 'Zona Virtual' que era muy innovador y tenía a internet como eje central. Cuando se supo que nos íbamos a nivel panregional, yo la pasé mal. Me veía venir lo que después pasó", admite Contreras.


"Con la plata con la que antes comprábamos 3 series ahora alcanzaba sólo para 1. Entonces lo que podíamos comprar se redujo mucho. Se apostó a ganar más público, pero la realidad es que veníamos haciendo un producto muy argentino y no era lo mismo llevar eso a México, por decir un ejemplo. Ese cambió fue en 2002 y tres años después tuvimos que bajar el telón, justamente porque dejó de ser negocio. Antes la empresa ganaba plata con el canal y ahora generaba pérdidas. Yo lo padecí".


Para finales de 2005 llegó el día de encarar a los conductores, productores y técnicos del canal para anunciar el final del Magic. "La mejor noticia que podés darle a alguien es que vas a darle trabajo y la peor es decirle que tenemos que cerrar. Peleamos hasta el final y lo sufrí muchísimo", explica Contreras con dolor. El canal siguió hasta mayo de 2006, pero sin la emisión de las producciones nacionales.
Los seguidores del canal nunca se enteraron de la crisis, de las pérdidas económicas o el fracaso panregional, simplemente Magic desapareció de la pantalla. De un día al otro no estuvo más, sin explicación, sin despedida, todo terminó y el mito, la nostalgia y el recuerdo emotivo empezaron lentamente a formarse.


"Chicos, no se graba más", el dramático final de Magic

"El final fue muy abrupto", rememora Carril que, al igual que todos los conductores del canal, vivió el cierre de Magic del mismo modo que los espectadores. "No pude hacer un cierre al aire ni hubo despedida formal. Una pena porque nos merecíamos una buena despedida, compartir la noticia, avisar...", lamenta.


"Antes de grabar el último 'Nivel X' nos dijeron: 'Chicos, no se graba más'", cuenta Lionel Campoy. "Se había vendido la empresa y voló todo el canal. No pudimos decir que era el final y quedó ese gris. Fue como raro, como que no terminó porque no hubo un cierre. Y hoy me gusta que haya sido así porque de alguna manera Magic sigue vigente. Fue medio dramático. Y de ese final se armó la nostalgia de hoy".



A 15 de 15 Frikiusers les gustó este post.
Te gustó este aporte? Si | No
 
AmorYControl
18-dic-2019, 17:41
Todos me los vi, en mi época ��
 
POUL
19-dic-2019, 08:41
Yo no los alcanze a ver soy mas joven(ponele) mentira que queria volver a esas epocas. varios nos traumamos
 
nicosg
20-dic-2019, 21:58
Que buen canal que era!
Discusión cerrada

Tags
goku, hugo, kids, magic, nivelx, nostalgia
Herramientas


Posteos similares
Nostalgia: Fox Kids por zantho
El Agujerito Sin Fin y TOP KIDS por TROSKO
El mejor canal de Argentina: Magic Kids por MaaLeegd
Las Series De Magic Kids (FULL) por Karry666
People + Kids por Dulceli :)




Powered by vBulletin
Copyright © 2000-2009 Jelsoft Enterprises Limited

Search Engine Optimization by vBSEO 3.2.0