Friki.net Home Page
 
Registrarse
| | | | | | |
 
Home   Friki.net

 
 
14-feb-2018, 22:13
Avatar de pasioNoB
Friki
 
Se registró el: julio-2010
Localización: en algun lugar de nose donde

Carteles icónicos de la Segunda Guerra Mundial

Carteles icónicos de la Segunda Guerra Mundial




Aunque la Primera Guerra Mundial ocurrió en el mismo siglo, la Segunda Guerra Mundial fue, sin duda alguna, la guerra del siglo XX. A diferencia de la “Gran Guerra”, que sería la culminación de eventos profundamente arraigados en el siglo XIX, avivados por la ineptitud de la diplomacia europea, la Segunda Guerra Mundial era un reflejo de los avances tecnológicos, políticos y culturales de la época en que tuvo lugar.









Uno de los ejemplos más reveladores de esto fue la propaganda. Creativos publicitarios fueron convocados por los gobiernos, no para difundir la noticia de que había guerra, sino para venderla. Se valieron de cada técnica y recurso conocido hasta la fecha para convencer a las personas, muchas veces escépticas, de que las carnicerías y la destrucción masiva que devastaba al mundo, estaba bajo control y eran algo totalmente necesario.






Sin duda uno de los carteles de propaganda más famosos y duraderos de todos los tiempos. “I Want You for U.S. Army“, realmente fue requerido para la Primera Guerra Mundial. Imitando a un cartel de reclutamiento de la Gran Bretaña, también icónico, esta imagen indeleble resultó tan eficaz, que su utilización se extendió a la Segunda Guerra Mundial.




Mientras que los Estados Unidos empleaban una figura ficticia vestida con los colores de la bandera de Estados Unidos, la mayoría de la propaganda alemana echaba mano de la imagen de Adolfo Hitler. Hitler no fue el inventor del fascismo ni del culto a la personalidad que lo alimentó, pero ciertamente se encargó de perfeccionar este último. Hitler nunca fue un hombre particularmente atractivo, aun tomando en cuenta los estándares de su tiempo, y de ninguna manera se aproximaba al ideal ario que tantas veces exaltó, sin embargo, vendió su imagen a la opinión pública alemana como un símbolo de todos los deseos y ambiciones del pueblo alemán.



Para levantar la moral, el Ministerio de Información Británico mandó a imprimir diversos carteles como una forma de recordar a sus ciudadanos su carácter nacional. El más emblemático de estos fue “Keep Calm and Carry On“. Un mensaje bastante simple escrito bajo el dibujo de una corona, pero un mensaje que captó la esencia de la identidad británica. Y aunque millones de ejemplares fueron impresos durante la época, el cartel nunca se exhibió ampliamente durante el desarrollo de la guerra, sólo recientemente fue redescubierto y popularizado gracias a la Internet. Este continúa siendo un increíble ejemplo de cómo unas pocas palabras y una imagen pueden capturar el espíritu de una nación entera.



Cuando los rusos decidieron embarcarse en la aventura bélica, produjeron en masa un afiche de reclutamiento que rivalizaba en popularidad y eficacia con el cartel propagandístico del Tío Sam. En lugar de recurrir a la patriótica figura del hombre con ojos de acero para reclutar soldados, los rusos recurrieron a lado maternal de la psicología utilizando a una mujer.




Para el estadounidense, británico o ruso promedio que veía como el Imperio Japonés se extendía a velocidad vertiginosa por toda Asia, Japón se había embarcado en una carrera imperialista, subyugando a todo aquel que osara a interferir en el camino hacia su ambición. Los japoneses, sin embargo, se veían a sí mismos y a sus logros de una forma muy distinta. Para estos, las invasiones de Corea, Taiwán, China, Filipinas y de las islas del Pacífico Sur eran un intento por limpiar la región de la influencia occidental, y crear, así como liderar, una “esfera de prosperidad” asiática.



Una de las principales características de la propaganda en la guerra era el intento de apelar a todos los ideales y emociones humanas, desde nobles deseos como justicia y libertad, hasta otros no tan nobles, como el odio y el miedo. Una de las herramientas más eficaces para atrapar a las mentes y ganar el apoyo de la población fue el viejo y conocido racismo. Empleado por los ejércitos desde los inicios de los tiempos, la técnica suele funcionar por qué deshumaniza al enemigo, convirtiéndolo en un flagelo que debe ser erradicado antes que destruya todo lo que se valora y ama.



Los carteles racistas no eran herramientas exclusivas para despertar el odio de aquellos quienes se habían quedado en casa. El cartel estadounidense “Asegúrate de tener la hora correcta” utiliza una imagen racista semejante a la del cartel anterior para recordarle a los soldados el valor operativo de mantener sus relojes intactos en el campo de la batalla. Con unas versiones flagrantemente ofensivas de las caricaturas de Hitler, Mussolini y Tojo, expresaron el odio que todos los soldados debían sentir por sus enemigos.



Obviamente el racismo no era la única forma de recordarles a los miembros de las fuerzas armadas que debían conservar la disciplina en todo momento. El cartel británico “Loose Lips Sink Ships” contiene una rima sencilla, una fría imagen icónica, y trazos de rojo y negro para advertir a los soldados sobre los peligros de hablar entre los descansos sobre las acciones que estaban a punto de realizar.



Por mucho, el más emblemático fue “We Can Do It“. Un simple cartel de una mujer trabajadora (basado en el personaje real de “Rosie, la remachadora”) flexionando sus músculos, que dejaba en claro la nueva posición que ocupaban las mujeres en los Estados Unidos. Activas en las fábricas de todo el país, estas mujeres eran parte vital del esfuerzo de guerra de los EE.UU. y, por primera vez en la historia del país, se convirtieron en una fuerza económica a tener en cuenta. Aunque las cosas han cambiado mucho desde que terminó la guerra, el cartel se sigue utilizando como un símbolo del poder femenino.



Despertaron al gigante dormido y la entrada de los EE.UU. en la guerra era inevitable. Para estimular la rabia que los americanos sentían, el gobierno produjo en masa uno de los carteles de propaganda más conmovedores jamás impresos. “Acuérdate del 07 de diciembre“. Una imagen de terror con una bandera estadounidense a media asta hecha pedazos, innumerablemente balaceada contra un cielo ennegrecido por el humo de las explosiones. El cartel capturó perfectamente la emoción de su público objetivo. Y lo más importante, inspiró a miles de ciudadanos norteamericanos a visitar la oficina de reclutamiento de su localidad.




En aquella época, los carteles de propaganda eran la herramienta más efectiva disponible para los gobiernos a la hora de informar, seducir y convencer al pueblo.



A 6 de 6 Frikiusers les gustó este post.
Te gustó este aporte? Si | No
 
DarkMaN
14-feb-2018, 23:03

 
Sambayon
15-feb-2018, 22:03
Discusión cerrada

Tags
carteles, estados, guerra, mundial, mundo, propaganda, rusia, segunda, unidos
Herramientas


Posteos similares
Segunda guerra mundial. por creepyvideos
Fragmentos de diarios de la segunda guerra mundial por sam
Star Wars en la segunda guerra mundial. por Marshall Bruce Mathers
Los aviones de la U.S.A.F de la segunda guerra mundial. por Marshall Bruce Mathers
Segunda Guerra Mundial por ktovio




Powered by vBulletin
Copyright © 2000-2009 Jelsoft Enterprises Limited

Search Engine Optimization by vBSEO 3.2.0